Rectificado de piezas: ¿Qué es y qué máquinas se utilizan?

El rectificado de piezas pertenece al mecanizado por abrasión y se hace en máquinas rectificadoras que cuentan con una muela abrasiva

Son tres los tipos de mecanizados que existen: con arranque de viruta, sin arranque de viruta y por abrasión. En este último entra el rectificado de piezas. Este proceso es muy importante en la industria de los mecanizados, pero ¿En qué casos se utiliza y cuál es la máquina herramienta que se emplea para rectificar?

¿Qué es el rectificado de piezas?

Como ya hemos adelantado, en la industria metalmecánica existen tres tipos de mecanizados: con arranque de viruta, sin arranque de viruta y por abrasión. A este último pertenece el rectificado de piezas, aunque también se arrancan partículas diminutas de material, no se considera un mecanizado con arranque de virutas. Este proceso se hace utilizando una máquina herramienta conocida como rectificadora. El objetivo del proceso de rectificado es remover el excedente de material de una pieza de metal para darle forma o mejorar su acabado.

Las muelas abrasivas son resistentes al desgaste

La herramienta de corte que utiliza la rectificadora es la muela abrasiva o muela de rectificación. Debido a los componentes abrasivos de la muela, esta va eliminando partículas de la pieza a trabajar. Generalmente, el rectificado de piezas es un proceso que se utiliza hacia el final de la fabricación de una pieza y por eso se dice que es un trabajo de acabado.

Para ser más precisos, el rectificado de piezas se utiliza después de otros mecanizados como el torneado y el fresado. A través del rectificado se busca mejorar la tolerancia, los bordes, la superficie y, en general, el acabado de la pieza. Esto se debe a que, dependiendo del torno o fresadora que se utilice y el resultado que se quiera conseguir, es probable que estas máquinas no sean capaces de aportar el acabado final que se desea.

En Talleres Mediavilla puedes acercarte a nuestra sección de rectificado, que cuenta con máquinas rectificadoras de cilindros de alta precisión. Estas máquinas ofrecen cotas muy precisas y tolerancias estrechas.

Rectificado de piezas: rectificadora y muela abrasiva

Las rectificadoras están formadas por un bastidor provisto de una muela. La muela es giratoria y está conformada por granos abrasivos muy duros, resistentes y bien cohesionados. Precisamente, la dureza y resistencia de estos soportan el desgaste y la rotura que podría producirse por la fricción constante sobre la pieza.

Cada grano abrasivo de la muela se encarga de remover un poco de material. El material que se desprende es mínimo y no tiene el tamaño de las virutas que se retiran, por ejemplo, después del torneado o fresado. Las partículas que remueve la muela salen disparadas y son incandescentes, como resultado de la velocidad y presión a la que trabaja la máquina. Por eso es esencial que un operario experimentado sea quien utilice la rectificadora y lo haga con el equipo de protección adecuado.

El rectificado de piezas es un proceso muy complejo y preciso que permite modificar y dar forma a piezas muy variadas. Sin embargo, el gran inconveniente de este tipo de mecanizado es que suele ser lento y puede prolongarse durante bastante tiempo. Es por eso que el rectificado se utiliza solo cuando la pieza a mecanizar necesita unas tolerancias muy específicas.

Los tipos de rectificadoras

Para el rectificado de piezas se utiliza la rectificadora, pero al igual que muchas otras máquinas herramienta, estas pueden ser de distintos tipos. Es importante conocer las características de cada una para saber cuál se adapta mejor a tu taller o a las piezas que quieres mecanizar.

El rectificado de piezas se hace en máquinas rectificadoras

Rectificadora plana o de superficie

La rectificadora plana o de superficie ofrece dos tipos de mecanizados:

  • Tangencial. La muela abrasiva gira sobre un husillo vertical, de forma que trabaja plana contra la pieza. El movimiento de la muela es circular y pendular. Este tipo de mecanizado se emplea sobre piezas que requieren de gran precisión como los cojinetes, matrices, guías, placas, moldes y perfiles para utillajes, entre otros.
  • Frontal. La muela gira sobre el husillo vertical, en plano contra la pieza, pero el movimiento es recto, a diferencia del rectificado tangencial. Este tipo de trabajo se utiliza para eliminar el material de forma rápida. Dependiendo de la destreza del operario y la eficiencia de la máquina, es posible conseguir una gran precisión.

Rectificadora cilíndrica

Estas máquinas cuentan con un eje central de rotación. Por sus características, el rectificado puede ser:

  • Interno. El rectificado se hace en el interior de la pieza y el tamaño de la muela es menor al ancho de la pieza. La pieza se sostiene por un anillo magnético que impide que se mueva durante el rectificado.
  • Externo. Este tipo de rectificado se emplea para mecanizar la superficie externa de la pieza entre centros. En la rectificación cilíndrica externa, la pieza tiene libertad para girar, mientras la muela gira en la misma dirección cuando entra en contacto con la superficie de la pieza.
  • Sin centros. Las rectificadoras sin centros trabajan piezas cilíndricas de dimensiones pequeñas, como los casquillos. Estas máquinas están provistas de dos muelas que giran en el mismo sentido y la pieza se coloca entre estas dos muelas, sin sujeción. La pieza gira en el sentido contrario al de las muelas.

Rectificado de piezas: Máquinas universales y especiales

Las rectificadoras universales aportan mayor capacidad de trabajo porque permiten mecanizar cuerpos de revolución, como es el caso de las piezas que se mecanizan en los tornos. Este tipo de máquinas pueden rectificar piezas como cigüeñales, cilindros, levas, conos, etcétera. Por su parte, las rectificadoras especiales se destinan a corregir piezas con características que les impiden girar sobre sí mismas. Las rectificadoras especiales cuentan con un husillo vertical y la muela no solo gira, sino que hace un movimiento de traslación circular. En estas máquinas se mecanizan piezas como perfiles, ruedas dentadas, cilindros y engranajes, entre otras.

Máquinas con sistemas CNC

El rectificado de piezas también puede realizarse en máquinas que incluyen Control Numérico Computarizado (CNC). Son las máquinas más avanzadas y aportan una gran cantidad de beneficios, con respecto de las otras rectificadoras. ¿Qué puede hacer una máquina CNC?

  • Es posible unificar los movimientos y rectificar piezas en una sola máquina. Es decir, no necesitas distintos tipos de rectificadoras.
  • Cuentan con sistemas de sujeción magnética.
  • Disponen de bancadas y mesas de trabajo de distintas formas.
  • La precisión de rectificado es mejor y los tiempos disminuyen.
  • Las piezas se posicionan de forma muy precisa, gracias a que la máquina está equipada con servomotores para cada uno de los ejes.
  • Cuentan con entornos cerrados, cosa que disminuye el riesgo de accidentes por residuos como virutas, partículas, polvo, etcétera.
  • Los operarios pueden programar coordenadas cartesianas. Además, es posible determinar la distancia exacta para el rectificado de piezas.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

1 comentario en «Rectificado de piezas: ¿Qué es y qué máquinas se utilizan?»

Deja un comentario

¡Descubre todo lo que podemos hacer por ti!

es_ESES